Día de los Padres: Los hijos y Eduardo Galeano

 

Por Sofía Reyes (Columnista de Miradas Encontradas)

Si volviera a nacer querría el mismo padre, distraído, chistoso, pero a la vez perfecto. Mi padre se levantaba de noche a darme el biberón, me cambiaba los culeros y me mecía en el sillón, yo me mantenía despierta solo para que él no me pusiera en mi cama y permanecer más tiempo abrazándolo, hasta que por fin el sueño me vencía.

Mi padre me enseñó a montar bicicletas cuando tenía 6 años, no recuerdo cuantas tantas veces me caí, pero el siempre estaba para socorrerme y me cargaba porque yo fingía no poder caminar, solo para que él me sostuviera en sus brazos como una niña pequeña, eso yo lo adoraba.

Sigue leyendo