Contrarrevolución y transparencia: Aceite y agua

Por: María Carla González 

Los continuos y crecientes escándalos de corrupción que rodean a la “disidencia cubana”, han contribuido a iniciar la práctica de reportar en informes públicos la distribución y los gastos de las organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en Cuba y sus patrocinadores en el exterior.

El primero en rendir cuentas ha sido La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), filial de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA). En su Informe de 20 páginas, la FHRC reporta las “actividades” realizadas en Cuba, las organizaciones involucradas en las mismas y los gastos incurridos. ¡Tremenda transparencia! …O más bien ¿cinismo y desconfianza? Sigue leyendo