El duelo por desamor no es lineal

Por: Jorge Sánchez Armas

Superar la ruptura de una relación amorosa nunca es tarea fácil, porque implica dejar atrás muchos momentos buenos que presumíamos eternos, y esa pérdida inesperada hace creer que el mundo se nos viene encima. A veces perder a la pareja es un trayecto imperceptible. Ante las señales de alejamiento afectivo, tendemos a restarle importancia y activamos una estrategia de evitación defensiva para no encararlo mientras no sea francamente ostensible, alertan los sitios Psicología y mente y Rehacer tu vida.

Incluso si la relación es tóxica para ambos, casi siempre uno de los miembros toma la iniciativa de disolverla, y podría parecer que ese sufre menos, pero no es así. Aceptar el desamor tiene varias fases que cada quien vive a su ritmo. La mayoría de los especialistas las agrupan en cinco: negación y aislamiento, ira, negociación, depresión y aceptación. Sigue leyendo