Guerra: depresión, ansiedad y esquizofrenia en una de cada cinco personas

Escrito por Reuters

Una de cada cinco personas en zonas de guerra tiene depresión, ansiedad, estrés postraumático, trastorno bipolar o esquizofrenia, y muchas de ellas sufren formas graves de esas enfermedades mentales, dijo el martes la Organización Mundial de la Salud. Los hallazgos resaltan el impacto a largo plazo de los conflictos bélicos en países como Afganistán, Irak, Sudán del Sur, Siria y Yemen, afirmó la agencia de la ONU. Las cifras son significativamente más altas que en tiempos de paz, cuando una de cada 14 personas tiene una enfermedad mental.

“Dado el gran número de personas necesitadas y el imperativo humanitario de reducir el sufrimiento, existe una necesidad urgente de implementar intervenciones de salud mental escalables para enfrentar esta carga”, dijo el equipo de investigación.

Sigue leyendo

Descubren genes que frenan tratamientos farmacológicos psiquiátricos

El trabajo demostró que las personas bipolares con alta carga genética asociada a la esquizofrenia tienen menos probabilidades de responder al medicamento para la estabilización del humor.

Genes vinculados a la esquizofrenia influyen en la respuesta de pacientes bipolares a los tratamientos farmacológicos con litio, indicó hoy un estudio de la revista Jama Psychiatry.

Los investigadores analizaron los genes de más de dos mil 500 pacientes. Confirmó la investigación.

Sigue leyendo

Humanismo: Fase Superior de la Constituyente

Por Fernando Buen Abad

“Al pueblo sólo lo salva el pueblo” A menos que entremos en un trance de esquizofrenia aguda, es hora de poner en práctica todo el amor que oficialmente nos han enseñado a tener -en loas- por las constituciones políticas y por los pueblos que deciden, soberanamente, cómo gobernarse. Ese ha sido, una y otra vez, el discurso dominante, casi progre y casi dogmático -y siempre reverencial- con que se expiden los aparatos ideológicos dominantes cuando se trata de instituir formas del respeto social sobre las “máximas instituciones democráticas” que nos rigen. No hay mayor poder que el poder popular y soberano decidiendo su ser y su modo de ser social. La Constituyente es el pueblo salvando al pueblo. Con sus propias reglas y el mismo plan para un mundo sin amos ni esclavos. Un acto de amor. Garantía de Paz.

Sigue leyendo