El cáncer del neofascismo invade a Costa Rica

 

Dragos Dolanescu (de chaqueta) en su visita a Miami. Junto a él los congresistas republicanos Lincoln y Mario Díaz Balart e Ileana Ros-Lehtienen.


Por: Juan Reverter-Murillo

Para el 30 de mayo, en el Salón de Expresidentes de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, el diputado Dragos Dolanescu Valenciano, ha convocado a un foro titulado “Adoctrinamiento de los pueblos a través de la educación castrista cubana”; actividad que parece ser el culmen de la campaña de desinformación generada a partir de la firma de un convenio de cooperación en materia educativa entre los gobiernos de Costa Rica y Cuba.
Esta actividad podría pasar por un simple hecho anecdótico, un pelo en la sopa, de no ser porque se han conjugado en la misma un conjunto de actores y eventos políticos que nos deberían poner en estado de alerta. Porque tal parece que cada día, con más desparpajo y poca sutileza, personas vinculadas al neofascismo latinoamericano despliegan sus esfuerzos por convertir a Costa Rica en un feudo de sus oscuras intenciones.

Sigue leyendo