Orgullo por Laritza Bacallao y Hectico DJ durante su visita a Miami

Por  Edmundo García

Ya es un lugar común que el intercambio cultural, como parte de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, incluya la presencia de artistas residentes en la isla en la televisión de Miami.

En todo tipo de programas, en esos mismos canales que se dedican a difamar a Cuba y otros procesos democráticos de América Latina.
Pero hay una realidad: se trata de la única televisión que existe en esta ciudad, que monopoliza los medios técnicos y los recursos, por lo que los artistas, representantes y empresarios se ven obligados a tenerla en cuenta para la promoción. Sigue leyendo