A contramano de la historia.

Cumbre de Las Américas

Paco Moreno/Diario UNO

En abril próximo, en Panamá, la Cumbre de las Américas dará que hablar. Centrará su expectativa en la participación de Cuba, determinada no solo por el proceso de normalización con Estados Unidos, auspiciador de ese foro, sino porque la comunidad latinoamericana ratificó en la cumbre previa que no aceptaría que en la cita de Panamá se repitiera la marginación del gobierno de la isla.

La reunión de los mandatarios de los países miembros de la OEA más Cuba, expulsada de la organización hemisférica por mandato de Estados Unidos hace más de medio siglo, por haber optado por un sistema diferente, se inscribe en los nuevos vientos de pluralismo y respeto a las diferencias expresados en el deshielo Cuba-EEUU y que América Latina, y dentro de ella nuestro país, alientan en aras de la paz y la integración. Sigue leyendo

LA CUMBRE DE LA CONTRARREVOLUCIÓN EN PANAMA

Cumbre de las Américas

Luis Rodríguez/Tomado de su muro en Facebook

En el marco de la VII Cumbre de las Américas “Prosperidad con Equidad: El Desafío de Cooperación en las Américas” que se celebrará en abril los días 10 y 11 de abril del 2015 en Panamá; circuló por estos días en la Redes Sociales una convocatoria realizada por el Instituto Político para la Libertad (IPL) con sede en Perú, para desarrollar en Cuba un supuesto Foro Alternativo de la Sociedad Civil Independiente. Sigue leyendo

JOVENES ENVEJECIDOS

Meses atrás, durante uno de los reportes de la agencia de prensa AP, salió a relucir el accionar anticubano de jóvenes peruanos, vinculados al Instituto Político Libertad. Esta institución subversiva peruana, que recibe fondos de la norteamericana NED, que tanto hace para promover la supuesta “transición a la democracia en Cuba”, ha sido una ferviente defensora de las más reaccionarias posiciones neoliberales en Perú. Aquí les dejo este excelente artículo para que conozcan un poco más a estos “jóvenes envilecidos”.

Por Gustavo Espinoza M. (*)

No es muy conocida la anécdota, pero sí ilustrativa. Ocurrió en Lima, en marzo de 1923 y pocos días después del retorno de José Carlos Mariátegui al Perú, luego de su periplo europeo.

En aquellos días, por iniciativa de intelectuales y jóvenes se había convocado un acto en homenaje a don Manuel González Prada, al evocarse el quinto aniversario de su deceso. Como número central en el acto celebrado en e principal teatro limeño, se declamó uno de los más consagrados escritos del polémico escritor, aquel en el que, apostrofando a las generaciones derrotadas en la Guerra del Pacìfico, clamara: “¡Los jóvenes a la obra, los viejos a la tumba!”. Sigue leyendo