Archivo del sitio

Jean Guy-Allard, un soldado de la Revolución

Por: Colectivo Miradas Encontradas

Hace ya cuatro días se conoció a través de una breve crónica de Cubadebate el fallecimiento del periodista canadiense Jean Guy-Allard. No puedo decir que lo haya conocido. Me hubiera gustado mucho y haber aprendido de su sagacidad para descubrir en Internet las suciedades de aquellos que con persistencia emplean millones de dólares en intentar satanizar a Cuba y tratar de ensombrecer nuestros destinos.

Ya no tendré esa oportunidad. Sin embargo, quedarán por siempre registrados sus muchos esclarecedores artículos que contribuyeron tanto dentro como fuera de Cuba, a conocer como funciona lo que él denominara, de conjunto con la periodista Eva Golinger, “La telaraña Imperial”, no solo contra Cuba, sino contra todos los Gobiernos y movimientos revolucionarios de la izquierda.

Hoy más que nunca lo necesitaríamos. Hoy cuando contra su querida Venezuela se ciernen diversas y fuertes amenazas; cuando las campañas y golpes de disímil naturaleza amenazan los pueblos del ALBA, sentimos que la blogosfera ha perdido a uno de sus más activos combatientes.

Lee el resto de esta entrada

Ideología y hegemonía en el debate político latinoamericano

hegemoniaRicardo Arturo Salgado/Cubadebate

Es muy común escuchar a algunos dirigentes políticos, o incluso a académicos, que justifican sus traspiés con frases como “cada pueblo tiene el gobernante que se merece”, o “los pueblos son malagradecidos”. Este no es un tema nuevo, pero su discusión sigue siendo de vital importancia para la consolidación de procesos revolucionarios en cualquier etapa en que se encuentren.

Digamos que Marx y su obra provocan posiciones diversas de debate: los que lo veneran y tratan como un ser divino de pensamiento final; los que lo adversan y pertenecen a las elites, que dedican tiempo y recursos a su estudio, y aquellos que se ubican a la derecha y son anti comunistas por definición, que se plantan en cualquier debate, con los argumentos más descabellados, incluso la descalificación personal. Menos suerte tiene la obra de Gramsci y sus categorías que son ampliamente estudiadas en centros de pensamiento del poder de las elites gobernantes en el mundo, pero poco entendidas por quienes aspiramos a un mundo mejor. Sin embargo, de su estudio y entendimiento depende mucho nuestra capacidad de trazar una ruta revolucionaria.

Lee el resto de esta entrada

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: