Archivo del sitio

…Hasta la vista Compay¡

Juan Padrón murió este 24 de marzo y por un momento medio país se detuvo en los recuerdos de la infancia. Creador de animados como Elpidio Valdés o Vampiros en La Habana, su obra marcó el ritmo de varias generaciones de cubanos y se convirtió en espejo de lo más autóctono de esta Isla, pero también en sostén cuando los vientos amenazaban con destruirlo todo.

Entregado a Cuba hasta el final, él y sus personajes forman parte no solo de la historia de los Estudios de Animación del ICAIC, sino de esa obra colectiva que es la nación. Pocos no conocen algún fragmento de sus animados, menos son todavía quienes no la han utilizado como parte de su vocabulario cotidiano. Allí radica la mejor muestra de que la obra de Juan Padrón está en las esencias de la Isla.

…Hasta la vista Compay¡

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: