Descubren un método que impide que células cancerosas lleguen a los órganos sanos

Científicos estadounidenses son responsables de un avance médico que podría evitar el 90% de las muertes de los enfermos de cáncer: las células cancerosas pueden ser destruidas en el torrente sanguíneo, impidiendo que lleguen a los órganos sanos.

Actualmente la cirugía y la radioterapia son efectivas en el tratamiento de los tumores en las primeras etapas de la enfermedad, pero a menudo es difícil de detectar el cáncer secundario en otras partes del cuerpo, hasta que es demasiado tarde para un tratamiento. Sigue leyendo