La mujer más longeva del mundo da consejos para vivir más: “Hay que saber relajarse”

La persona más anciana del mundo, Misao Okawa, que el próximo 5 de marzo cumplirá 116 años, atribuye su longevidad a la costumbre de comer bien (le encanta el sushi de caballa) y que duerme al menos ocho horas, echándose ocasionalmente una siesta.

“Coma y duerma y vivirá mucho tiempo”, relató la japonesa Misao Okawa a ‘The Telegraph’. “Hay que aprender a relajarse”, añade.

“La señora Okawa come tres grandes platos al día y duerme obligatoriamente ocho horas”, comenta Tomohito Okada, jefe del asilo de ancianos donde Okawa lleva viviendo los últimos 18 años. Sigue leyendo