Disidentes cubanos defienden a criminales.

Lázaro N. Oramas/Cubainformación.

Disfrazar a criminales de presos políticos es parte del negocio sucio de la llamada disidencia cubana para encubrir, en primer lugar, su propia naturaleza e intereses y, de paso, justificar el inmoral bloqueo y la injusta posición común europea.

Pero no solo eso. Ello permite a esos opositores alimentar la campaña mediática que acompaña sus acciones cada vez más provocadoras, especialmente en vísperas de eventos relevantes como la próxima visita a Cuba de Su Santidad el Papa Francisco.

Con tal que alguien proporcione las listas de presos políticos da igual lo que contengan. No importa su absoluto desprecio a la verdad y la decencia. El objetivo es el mismo de siempre, utilizarlas como herramientas de propaganda calumniosa contra la isla. Sigue leyendo

A cada quien en el lugar que le corresponde.

Jaime OrtegaArthur González/Mi Cuba X Siempre

La propia vida se encarga de ubicar a cada quien en el lugar que le corresponde, y así dejará establecido el puesto que ocupan los asalariados de Washington, creados con la intensión de ejecutar la política subversiva contra Cuba diseñada y sufragada por la CIA.Como reafirmación de la baja calaña de la escasa masa de mal llamados “disidentes” entrenados por especialistas estadounidenses, iniciaron ataques insultantes contra el Cardenal de Cuba, Monseñor Jaime Ortega Alamino, por sus recientes declaraciones a la prensa española en las que reconoce con honestidad que en las prisiones de la isla no hay prisioneros políticos.

En el año 2011 el propio Cardenal, de conjunto con el ministro de Asuntos Exteriores de España y el Gobierno de Cuba, inició una mediación para lograr la excarcelación de 75 contrarrevolucionarios al servicio de Estados Unidos, lo que logró materializar e incluso la casi totalidad decidió aceptar los visados ofrecidos por las autoridades españolas y emigraron junto a sus familiares. Sigue leyendo