La unión eterna de dos Comandantes

Por Lídice Valenzuela/Cubahora

El dolor aflora cuando se aproxima el 5 de marzo, el día que Hugo Chávez penetró en la inmortalidad en Venezuela, su patria, mientras en Cuba, Fidel Castro, el revolucionario al que él llamaba Padre, sabía que había perdido a un ser especial, su hijo político, con quien compartió sueños y concretó ideas, para dejar fundada una nueva era revolucionaria en América Latina y El Caribe.

Sigue leyendo