Conversando con el Dr. Quirantes sobre estrés y enfermedades

De: Dr Alberto Quirantes

Durante más de 27 años, fueron investigados más de 136 mil pacientes del Registro Nacional de Pacientes Sueco, con trastornos relacionados con el estrés, incluidos el trastorno por estrés postraumático, la reacción al estrés agudo, el trastorno de adaptación y otras reacciones al estrés y su relación con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, exploración publicada recientemente en la revista British Medical Journal.

El trastorno por estrés postraumático es la forma más grave y más estudiada de trastorno relacionado con el estrés caracterizado por recuerdos recurrentes del desgraciado evento, evasión, pensamientos y estados de ánimos negativos e hipervigilancia y reactividad tras el episodio traumático. Es la forma más grave y ampliamente estudiada de trastorno relacionado con el estrés, caracterizada por volver mentalmente a experimentar la experiencia, evitar hasta la exageración las posibilidades de experimentarla, el estado de ánimo negativo y la hiperactividad después del evento traumático.

Sigue leyendo

Demencia: una prioridad para la salud pública

Fuente:Organización Mundial de la Salud (OMS)

La demencia es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. La demencia afecta a la  memoria,el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

Aunque afecta principalmente a las personas mayores, la demencia no constituye una consecuencia normal del envejecimiento. Es causada por diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro de forma primaria o secundaria, como la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares.

Sigue leyendo