Aprende aquí cómo puedes crearte costumbres saludables

Por Dr. Alberto Quirantes Hernández

Tener como un hábito tomar decisiones saludables nos hace sentir muy bien desde el punto de vista físico y psíquico, nos ayuda a vivir más tiempo en buen estado de salud física y mental, y aumenta la confianza en nosotros mismos.

A lo mejor ya intentaste varias veces alcanzar un peso saludable, comer de manera más sana, dejar de fumar o de beber, disminuir el estrés o comenzar a hacer más ejercicios de manera sistemática. Aunque a veces no resulta fácil, se ha demostrado cómo tú puedes aumentar tu capacidad y tus posibilidades de crear y mantener un estilo de vida saludable como una costumbre y de manera permanente.

Un cambio para el bien de uno es posible, y han sido creadas estrategias probadas para alcanzar las metas propuestas y eliminar muchas de las cosas muy capaces de afectar tu salud y tu calidad de vida, ahora y en el futuro.

Cuando adoptas definitivamente decisiones y costumbres o hábitos saludables, reduces o eliminas el riesgo de los problemas de salud más frecuentes y costosos, pero todos ellos prevenibles, como las enfermedades del corazón, los accidentes cerebrovasculares, el cáncer, la diabetes tipo 2 y la obesidad y, de paso, es posible ahorrar bastante dinero.

PARA COMENZAR

Las cosas habituales de todos los días, desde cepillarte los dientes, desayunar con pan con mantequilla hasta beber unos tragos todos los fines de semana, pueden convertirse en hábitos. Los comportamientos repetitivos y que te hacen sentirte bien, pueden afectar tu cerebro de maneras que crean hábitos que más tarde pueden no ser fáciles de modificar. Los hábitos casi siempre se vuelven automáticos y se repiten sin tener que pensarlo mucho.

El primer paso para cambiar tu comportamiento es crearte conciencia y pensar sobre lo que haces regularmente y que no te conviene.

Debes hallar los patrones en tu comportamiento censurable y lo que desencadena los hábitos poco saludables que deseas cambiar.

Quizás comes alimentos chatarra de manera casi automática mientras ves televisión en tu asiento de costumbre, o fumas junto con un amigo fumador en los recesos, incluso cuando no deseas un cigarrillo. Pero es que  puedes desarrollar formas de alterar esos patrones y crear otros nuevos en tu propio beneficio.

A modo de ejemplo, comienza a comer alimentos saludables pero sabrosos y bien preparados con la TV apagada o leyendo un interesante libro, cambiándote de tu butaca habitual o reúnete con tus amigos, preferentemente seleccionados entre los no fumadores,  cambiando de ambiente y para actividades saludables como hacer breves caminatas en los descansos.

DEBES HACER UN PLAN

Haz un plan donde incluyas objetivos pequeños y fácilmente alcanzables y acciones específicas que realizarás para avanzar hacia ellos.

Si diariamente pasas por la misma cafetería y compras comida chatarra en cada ocasión, trata de tomar un camino distinto para eliminar esa costumbre y de paso ahorrar unos buenos pesos; es aconsejable  llevar una merienda y un almuerzo saludable preparados en casa.

Siempre que te sea posible, haz que la opción saludable sea la más fácil y atractiva.

Piensa y planifica en lo que necesitarás para lograrlo. Puede que necesites empezar a abastecerte de alimentos saludables en el agro más económico, eliminar las tentaciones o cambiar o descansar en un lugar diferente donde seas capaz de  relajarte.

LOS AMIGOS, LAS FAMILIAS Y LOS OBSTÁCULOS

Trata que tus buenos amigos, los que valen la pena, y tus seres queridos tomen cartas en este asunto. Las conductas de salud que quieren adoptar las personas tienden a reflejar las de sus familiares y amigos. Invítalos a unirse, para que te den apoyo o te ofrezcan en el momento oportuno un recordatorio, persuasivo  y amable y te ayuden a mantenerte en el buen camino.

También es importante planificar un plan para los obstáculos. Piense en qué situaciones podrían desviarte de tus mejores esfuerzos para vivir de manera más saludable. ¿Cómo puedes seguir tomando decisiones saludables en situaciones inesperadas, en momentos estresantes o cuando te tienten los viejos hábitos?

Hacer cosas positivas para sí y por sí mismo puede ser emocionante y gratificante. Pero a medida que te mantengas en la senda de los triunfadores, también habrá momentos, que cada vez se harán más escasos y más débiles a medida que pase el tiempo por el buen camino, en los que te preguntarás, cada vez más raramente, si podrás ser constante.

Identifica los pensamientos negativos y pesimistas del “yo no puedo”;  cámbialos en realistas y productivos como puede ser el real bienestar de tus hijos cuando dejes de fumar y el montón de dinero que se acumulará en tu bolsillo para invertirlo en cosas que los harán felices y agradecidos.

EL DIARIO DE UN GANADOR

Mantener un registro escrito te puede ayudar. Las personas que adelgazaron y mantuvieron su nuevo peso han seguido de cerca su progreso.

Incluso cuando pienses que estás a punto de rendirte, no lo hagas y sigue con tu nuevo comportamiento saludable. A veces, cuando sientes que estás fallando es cuando puedes aprender más pues mientras más practiques el autocontrol, mejor será tu desempeño. Desarrolla tu capacidad de actuar y reaccionar de la manera más provechosa para ti.

SOBRE TODO PIENSA EN TU FUTURO Y EN TUS MÁS ALLEGADOS

Algunas personas no son capaces de planificar su futuro y subestiman los mayores beneficios de esperar, en favor de recompensas inmediatas más pequeñas y dañinas como darse trago, fumar o tomar helados. Esto puede conducir a comer mala comida o abusar de sustancias adictivas.

Se puede aprender a posponer la gratificación inmediata a través de pensamientos futuros repetidos, visualizando vívidamente experiencias o recompensas positivas futuras como es el ahorro importante de dinero o la ausencia de achaques o enfermedades para no convertirse en una carga para la familia.

Es una buena forma de fortalecer tu capacidad de tomar decisiones que serán mejores para usted, su familia y su bolsillo a corto, mediano y largo plazo.

Porque cuando deja de fumar, el riesgo de infarto cardíaco comienza a disminuir dentro de las siguientes 24 horas. La reducción del estrés puede conducir a mejores relaciones laborales y personales. Incluso pequeñas y progresivos cambios positivos en tu nutrición y actividad física pueden reducir los riesgos en tu salud y prolongar una vida feliz y el cumplimiento de tus soñadas metas.

NUNCA ES TARDE PARA COMENZAR

Nunca se está demasiado fuera de forma, con demasiado pasado de peso o demasiado viejo para comenzar a hacer cambios saludables. Prueba diferentes estrategias hasta encontrar la que funciona mejor para ti.

Todo cambio es un proceso. Lo más importante es seguir avanzando sin retroceso alguno.

Publicado el 29/01/2019 en Salud y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: